Durante los años del boom inmobiliario, las entidades bancarias facilitaban prácticamente todos los gastos que se derivan de la compra de una vivienda, es decir, una hipoteca que financiaba el 100% del coste del inmueble e incluso un porcentaje más que cubría todos los gastos que conlleva el proceso de compraventa.

Sin embargo, hoy en día, la compra una vivienda requiere que el cliente disponga de una serie de ahorros para poder hacer frente, no solo a los gastos de compraventa, entre los que se incluyen impuestos, sino también al porcentaje que no va a financiar la entidad bancaria, ya que la mayoría de los bancos suelen conceder un 80% del valor de tasación del inmueble.

Esto se debe principalmente a dos motivos:

  • Que las hipotecas al 80% registran menor morosidad que las hipotecas al 100%, ya que si una persona ha tenido la capacidad de ahorrar dinero para hacer frente al 20% que no presta la entidad bancaria junto con entre un 10% y un 15% de los gastos que conlleva la compraventa, significa que esa persona tiene la capacidad de ahorro y un trabajo lo suficientemente estable como para pagar el préstamo.
  • Que las hipotecas al 100% no se pueden titulizar, es decir, que el banco no puede venderle esa deuda a un tercero para tener un beneficio extra.

Posibilidades de conseguir una hipoteca al 100%

Las hipotecas al 100%, por lo tanto, son las que financian el coste total del precio de compraventa o del valor de tasación del inmueble.

No obstante, y aunque pueda ser una solución para personas que no tengan ahorros, hay que disponer de un mínimo para los gastos de compraventa, ya que eso no lo va a financiar el banco: gastos de notaría y de Registro de la propiedad, gastos por impuestos y derivados de la gestoría y los gastos de tasación para pedir la hipoteca.

Además estás hipoteca tiene una serie de características específicas:

  • Tienen unos tipos de interés más altos que las otras hipotecas, puesto que la entidad bancaria asume un riesgo mayor.
  • Unos plazos de amortización mayores, ya que la cantidad de dinero prestada es más elevada y se tarda más en devolverlo.
  • Están dirigidos normalmente a los inmuebles que constituyan como primera vivienda del solicitante.
  • Hay que contratar otros productos con esa misma entidad, es decir, además de domiciliar la nómina, habrá que adquirir alguno de los servicios ofertados, como seguros o tarjetas con esa entidad bancaria.

Dentro de las hipotecas al 100% hay diferentes modalidades dependiendo de la finalidad:

Para comprar pisos pertenecientes a los bancos

Los pisos que tienen las entidades bancarias en su cartera de inmuebles, son una de las posibilidades de poder conseguir una hipoteca al 100%.

Para comprar una vivienda libre

Las hipotecas para comprar una vivienda libre son menos comunes que las viviendas pertenecientes a los bancos, pero sí que hay préstamos hipotecarios que conceden el 100% para este tipo de viviendas, aunque las ofertas tienen algunas condiciones un poco más exigentes.

En cualquiera de los dos casos, las entidades bancarias van a apostar por ciertas características en el perfil del solicitante, que en el caso de conceder una hipoteca al 100% serán mucho más estrictas:

  • Si el solicitante cuenta con una buena estabilidad financiera y laboral, con un sueldo mínimo de 2500€, trabajo indefinido y con cierta antigüedad, no tener otras deudas y no aparecer en ningún fichero de morosidad.
  • Si se realiza la solicitud a través de un asesor hipotecario. Al igual que para la compra de una vivienda se puede realizar a través de un asesor inmobiliario, el asesor hipotecario es un intermediario que acompaña al cliente durante todo el proceso de solicitud del préstamo, ayudándole a simplificar las gestiones y todos los trámites para conseguir aquella financiación que necesite.

En la actualidad no hay muchos bancos que comercialicen las hipotecas al 100%, al menos oficialmente, sin embargo, eso no significa que dependiendo del perfil del cliente no estén dispuestos a negociar.

En ABS Tu Hipoteca Segura estamos especializados en la intermediación y/o asesoramiento en la tramitación de hipotecas de una forma personalizada e individualizada para que nuestros clientes consigan aquella hipoteca que se adapte a su situación y sus necesidades.

WhatsApp chat